Institucional   Articulos   Historial   Noticias   Notas   Fotos   Casuistica Historica
Agridulce   Actividades   CIOM   Diapositivas   Links

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
Traducir
Apoyan a la RAO
CEFORA

Prof Oscar Uriondo

Carlos Iurchuk

EDOVNI

Gaceta OVNI

Chevallier

Libro disponible


"Encuentros entre pilotos y OVNIs"

Disponible en Ayacucho 357, Bs As
4954-7700
info@dunken.com.ar
Usuarios conectados
1 usuario(s) en línea (1 usuario(s) navegando Articulos)

Registrados: 0
Invitados: 1

más ...
Contador de visitas

724495

Novedades
Nos han escrito decenas de personas de todo el país, felicitando la iniciativa del relanzamiento de la RAO. Queremos agradecer a todas ellas por el aliento que nos da fuerza para seguir. Mayoritariamente público desde los cuatro rincones de Argentina
Agridulce : Es hora de hablar 1
Enviado por cferguson el 1/1/2012 1:50:00 (923 Lecturas)
Agridulce



“Dedicado a ciertos Ufólogos del fracaso”
Por CARLOS FERGUSON (Coordinador Rao)

Este escrito va por elevación a algunos ufólogos del fracaso y sus espurias intenciones.
Pero su verdadero destinatario es el ufólogo novel, las nuevas generaciones y aún viejos investigadores.

El número de los “ufólogos del fracaso” no es grande, pero como ya hemos vivido en nuestra experiencia con organizaciones ufológicas, han convertido a sus corrillos en una especie de “deporte nacional de la crítica”.

Por infinidad de motivos no he contestado a los mismos, pero como bien señalo un colega hace unos días, “el que calla otorga”, y no pienso otorgar ninguna suspicacia a malintenciones.

Decía San Martín de personalidades nefastas, que se trata de .....
“.....hombres inquietos y viciosos, de los que no viven más que de los trastornos, porque no teniendo nada que perder... todo lo esperan ganar en el desorden”....

Desde lo que fue el cese operativo Rao momentáneo hasta su relanzamiento, y también mi participación en la Comisión Oficial que investiga el tema Ovni en Argentina, he guardado prudente silencio de las actividades ufológicas personales.

Esto ha tenido un motivo muy claro. La Red Argentina de Ovnilogía tuvo un parate operativo desde 2004 a 2011 luego de 16 años de muchos éxitos, como ser:

1) 8 Congresos Nacionales

2) 1 Jornada Científica

3) 1 Jornada de Concientización

4) 50 boletines trimestrales ininterrumpidos

5) Elaboración de 15 años de casuísticas nacionales

6) Participación de 48 agrupaciones e investigadores en todo el país

Entre otros.

Sin embargo, todos estos logros se vieron empañados por un estancamiento mayoritario a nivel operativo. Las causas de ese cese están explícitas en sendos boletines y en parte de la información de esta web así como la de la Rao (www.raoonilne.com.ar).

Son datos concretos, cifras, situaciones que mostraban bien a las claras que – aún con la buena intención de un grupo de personas – otra parte de elementos sólo deseaba la continuidad de una organización SIN OBJETIVOS SUPERADORES.

Luego de ello, quien suscribe se alejo del mundillo ufológico (lo que no significa haber dejado totalmente el tema).

La Rao tuvo muchos logros en la anterior etapa, y muchas personas valiosas que formaron parte de ella.

Más allá de la cuestión intelectual, siempre resaltábamos la necesidad de una adecuada “calidad humana” que nunca podía ser inexistente.

Pero – también hay que decirlo – hubo otras personas que apostaron – desde dentro – a un fracaso, porque no sirven para participar en un trabajo colectivo.

Pueden destacarse mínimamente en algo individual, pero JAMÁS, tendrán ninguna intención de una tarea conjunta.

Tengo todo asentado en miles de hojas escritas (cartas, notificaciones, etc), para poder dar fe de esto.

Últimamente, con mi participación dentro de la Comisión Oficial de F.Aerea, y la de colegas que me acompañan, han comenzado a difundirse una serie de falsedades y calumnias típicas a las que ocurrían cuando existía la Red Argentina de Ovnilogia, por parte de desvergonzados.

DE COMO ESTAMOS EN LA COMISIÓN

En esta misma web y otras he comentado el cómo y porque de mi participación en la Comisión Oficial.

Parece que esto ha molestado a mas de uno que ha sentenciado...”Si Ferguson estaba alejado del tema Ovni como es que está ahora en la Comisión”?

Más allá que podría responder....¿Y cual sería el problema si eso fue asi?....no está de más aclararlo...

Nunca me alejé de la temática Ovni definitivamente sino del ambiente Ovni, que es otra cosa.

Desde 2004 – fecha de cese operativo Rao – me aboque a la concreción de 4 libros. Uno de ellos venía siendo elaborado desde 1985, los restantes desde ese 2004. Uno de estos libros tiene 1700 casos analizados estadísticamente, con más de 30 parámetros cada uno. Es decir: cada uno de esos 1700 casos debieron pasar por un filtro de más de 30 posibilidades.

Su tarea fue llevada a cabo luego de miles de horas y de leer cientos de escritos de distintas fuentes.

Aún recuerdo que un J.Vallee (conocido investigador), elaboro el denominado Catálogo Magonia con ayuda de otras personas, diciendo que la elaboración de un catálogo es una tarea ímproba que no puede ser realizada por una sola persona. (Y Magonia tenía sólo menos de 1000 entradas!!!).

No es cuestión de hacer alardes de sacrificios.
Pero esa tarea, de leer y repasar miles de veces más de 1700 casos, fue totalmente ardua y por momentos impensada (por cierto, no volvería a realizarla).

Lo que estoy queriendo señalar es que la actividad ufológica – tal cual algún imberbe la entiende – no se limita a intercambiar opiniones con personas por mail, ni a asistir a reuniones de ocasión.

También puede haber un trabajo de gabinete, pero...¿cómo explicárselo a quien nunca ha descollado haciendo eso?

Por tal motivo, quien puede decir que estaba alejado del tema, no tiene la menor idea lo que esta hablando.

Otro de los libros es un catálogo de pilotos (el primero en Argentina), que aparecerá en breve, y un Diccionario de Ovnilogía (continuación del realizado por al colega Ruth Gerstel).

En cuanto a mi participación en la Comisión Oficial se debió inicialmente a un solo factor. Más allá que habrán evaluado mis antecedentes en el tema quienes me invitaron (cosa que estos detractores querrán omitir), lo cierto es que hay un hecho primario, clave y fundamental por el cual uno pudo tener una posibilidad de estar en dicha comisión.

¿Cual fue?
Es increíblemente simple.

Levante un teléfono y me puse en contacto con quienes estaban tras esa comisión.

Luego de varios intentos pude lograr una entrevista y ser el primer civil en estar en el Edificio Cóndor para intentar ser parte.

Allí se me ofreció tal posibilidad y la de poder hace reingresar un número limitado de ufólogos, lo cual hice.

Por lo tanto, los que están afirmando cierta molestia porque este “ufólogo alejado” logró ingresar, no están mostrando más que su propio fracaso y envidia.

Ellos no tuvieron siquiera la voluntad de levantar un aparato telefónico para hacer un llamado, pero se enojan si otro lo hace.

En suma: molesta el logro ajeno más que el fracaso propio.

La pregunta surge sola....

Si esta gente que critica estaba en actividad y “dentro” de la Ufología, ¿porque no tener motivación para saber y participar en una Comisión Oficial o levantar un teléfono?

Hipócritas. Primero adviertan que no tuvieron la voluntad de mover el brazo antes que molestarse si otros lo hicimos.

PARTICIPACIÓN "A SUELDO"

Otra de las calumnias y estupideces que estos pocos ufólogos del fracaso promueven, es la que dice que los 5 civiles que estamos en la Comisión Oficial tenemos sueldos o recibimos viáticos o dádivas.

Esto sea por una cuestión formal o para callar información.

Vayamos a lo primero.

Estamos listos – abogado de por medio – a que estos falsarios insinúen esto con NOMBRE Y APELLIDO.

No lo harán, porque son cobardones que solo se atreven a sostenerlo en reuniones ufológicas y en voz baja.

No recibimos ni sueldo ni viático alguno. Nuestra tarea en la Comisión es “Ad Honorem”.

Por otra parte, lo que estos promotores de calumnias no entienden, es que jamás nos venderíamos a silenciar nada como quizá lo harían ellos rastreramente.

Uno de estos personeros de la lengua venenosa, fue el mismo que en 1995 quiso realizar una verdadera maniobra artera.

Ocurrió que con un grupo editorial de Bs.As se había lanzado el proyecto de una revista nacional, que me tenía como Secretario de Redacción (yo viviendo en Mar del Plata).

Una tarde, se comunicaron de la revista conmigo para señalarme que “un colega tuyo vino a la oficina y nos sugirió que te desplacemos alegando que una secretaría de redacción de una revista que esta en BsAS, debe manejarse con gente que esta en BsAS y no en Mdp”.

Esto nos muestra y pinta el perfil de semejante engendro.

Volviendo al hoy....Nunca nadie en la Comisión nos insinuó silenciar nada, así como tampoco el ofrecimiento de un sueldo.

Si un día estaría la posibilidad de un sueldo o viático por participar en la comisión, tampoco sería motivo de vergüenza u oprobio, siempre y cuando nuestra tarea de años y la actual, esté impregnada de intenciones no corruptas, como lo esta.

Cuando existía Rao, había también cierta ola de rumores (ahora no cabe duda de quienes podrían haberlos generado), hablando de molestias porque desde Mdp se quería acaparar todo, que una sede no debía funcionar en Mdp, y etc, etc...

Lo mismo decían cuando comenzaron a recibirse donaciones de libros. ¿Porque ese material va a Mdp y no a otro lado? Decía alguno torpemente y a espaldas.

Enterado quien esto escribe – como coordinador Rao – estipuló que la Rao no recibiría ninguna otra donación a partir de ese momento -.

Y aún cuando difundían las calumnias de acaparamientos de información por parte de este coordinador, ofrecí la moción de que el cargo de coordinador sea votado libre y secretamente cada 2 años en los congresos, asi se podía remover – llegado el caso – a este coordinador. (Lo curioso es que en todas las votaciones, nunca hubo un voto en contra hacia mi persona, lo que muestra que desde el vamos, sus acciones siempre fueron un fracaso)

SOBRE EL APORTE DEL TEST DE CERTIDUMBRE

Parte de la colaboración ofrecida por los civiles que participamos en la Comisión, es lograr que un sistema de evaluación mínimo forme parte del filtro de casos Ovni.

Quien suscribe sugirió 2 métodos:

1) El test Extrañeza y Credibilidad

2) El índice de Certidumbre



Especialmente este último es el más estricto y que más información calificadora posee.
Como algunos saben, el mismo fue realizado por los colegas españoles Ballester Olmos y M.Guasp.

Pues bien, otra de las calumnias habla de una “conspiración” de nuestra parte, al aceptar test de personas o investigadores que ya no son ufólogos sino detractores.

A este respecto quiero señalar que con Ballester Olmos tenemos frecuente contacto.

Que no coincido en muchas de sus apreciaciones pero que si entiendo que el Test referido es uno de los mejores que permite una calificación de los eventos Ovni.

Yo no tengo porque coincidir con Ballester en otros aspectos Ufológicos.

Pero a diferencia de algunos escépticos argentinos, que no tienen miramientos ni ética para invalidar a testigos o ufólogos, Ballester me ha mostrado honestidad intelectual.

Su test de Certidumbre me ha permitido aplicarlo a 1700 casos de aterrizajes, 200 casos marplatenses y 147 casos de pilotos, con importantes resultados.

Por lo tanto, sostener que somos parte de una “conspiración internacional” o que participamos con negadores, es de una miopía y dislate digno de un desinformado e ignorante.

COMISIÓN POR PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Y como no podía ser de otra manera, a todas las falsedades e incongruencias citadas antes, otra se suma.

Porque el fin de la calumnia es ensuciar, y salpicar, con la idea de que aún aclarando, alguna mancha quedará.

Y en este aspecto, están también afirmando que se participa en esta Comisión Oficial (aprobada por las actuales autoridades nacionales), porque estamos en algún tema político o interés político.

Esto es otra tontería digna de una carcajada.

Por allí leí con gran jocosidad que veladamente, se nos achacaba haber festejado en los pasillos de la Rosada, el triunfo electoral de las actuales autoridades.

La mente que escribió tal cosa esta desquiciada por completo, no porque ello fuera malo si habría ocurrido, sino porque se ha inventado algo que jamás ha ocurrido.

CONGRATULACIONES

Como vimos más arriba, varias calumnias y mentiras han sido esgrimidas por un puñado de personas y desparramadas en el ambiente Ovni, con la idea de defenestrarnos.

En Argentina (se suele decir) cuando una persona o varias suben un escalón o tienen un logro, deben prepararse para el ataque envidioso de otros.

Pero ha ocurrido algo llamativo.

Con muchas personas yo mantenía una excelente relación en el tema.

Aún con la disolución de Rao (sin estar de acuerdo en ello), enviaban notificaciones y comunicaciones personales.

Pero al enterarse que habíamos ingresado a la Comisión, jamás enviaron una línea, ni siquiera advirtiendo que si estábamos allí, en gran parte estamos representando a decenas de investigadores que soñaron con esto durante años.

Muchos de ellos venían a nuestros congresos bianuales en Mdp, y hablaban loas de quien suscribe.

Pero parece enmudecieron desde nuestro ingreso a la Comisión.

Por el contrario, otras personas con las cuales estábamos distantes, como un Guillermo Daniel Gimenez, Luis Reynoso o aún Andrea Simondini, enviaron sendas notificaciones de congratulación y colaboración desinteresada.

A ellos nuestro agradecimiento, por cierto, porque mostraron su calidad humana.

Esta situación me permitió ver que muchos de los que se decían amigos en aquellos congresos Rao, y venían dando “palmadas en la espalda”, eran simples aduladores y aprovechadores de ocasión.

Fue una alegría recibir notificaciones de quienes no se esperaba, y cierta desazón en aquellos que sí se esperaba.

Pero así mostraron la hilacha.

VIEJAS REMEMBRANZAS

En Rao, durante 16 años, quien suscribe machacó una y otra vez en cada boletín trimestral, que la mejor condición que podía tener un Ufólogo no eran sus conocimientos intelectuales, ni su material, ni su instrumental, sino su CALIDAD HUMANA.

Que ella era indispensable y que sin ella, nada podía realizarse.

Harté a más de uno con esas editoriales que aun existen en gabinetes y archivos de muchos colegas.

La comprobación – años después – muestra que esos calumniadores y sinvergüenzas aún pululan en la Ufología nacional.

En Rao – durante 16 años – propusimos un sistema de ayuda colectiva y trabajo mancomunado.

Estas mismas personas, eran las que decían promover lo mismo, pero jamás colaboraron totalmente para realizarlas.

Hablaban de las desventuras del ufólogo, pero ellos mismos querían sólo la exclusividad y utilizar a otras personas para sus fines como colaboradores.

Nos “largaron en banda” con la central Rao, cuando se suponía que era una organización con 2 centrales.

Sugerimos la realización de:

1) un libro anual entre todos

2) tener una sede propia

3) concreción de jornadas de difusión

4) elaboración de informes para ser enviados a Universidades

5) promoción de charlas en escuelas e instituciones

6) creación de un manual unificado de investigación

7) revalidación de los estudios ufológicos,

8) etc,etc,etc...

En ninguna de ellas estuvieron para hacerlo o aportaron nada.

Por el contrario, al cesar la Rao (debido a esta falta de iniciativa colectiva), se enojaron y querían que la misma entidad Rao siga.
En suma = querían una organización vacía de contenido.

Hoy, luego de años de esto, en vez de generar acciones positivas para la Uología y de contagiar el impulso de nuevas generaciones, en vez de entender y aprender de las lecciones del pasado, estas personas persisten en proponer su tarea de fracaso, con chismes de conventillo.

Como se ha dicho en otras épocas, se podría decir...”ladran Sancho”

Es muy probable que estas actitudes muestren patologías lindantes con la envidia, el fracaso, la impotencia y la mitomanía. No nos interesa cambiarlas.

Por lo pronto este escrito se realiza para aclarar al resto de las personas que pueden escuchar a estos embaucadores, que no crean estas vulgares mentiras, producto de mentes enfermizas.

Hace rato que no nos ocupamos de ellos, ni tampoco hemos sostenido un contacto.

No nos ocultamos tras bambalinas, ni participamos de ninguna operación de ocultamiento, ni nos paga nadie para hacer lo que hacemos.

Uno de los “deportes nacionales“ en este país es la calumnia y difamación gratuita, producto de una enfermiza envidia, que hace que muchos se molesten si el otro progresa, o si el “vecino compro un auto mejor al mío”.

Aquí no se trata de eso, sino de acciones para no perder el objetivo fundamental que debe tener todo Ufólogo bien nacido con este tema = DESENTRAÑAR LA CUESTIÓN OVNI.

Los fracasados señalados anteriormente, quedarán aislados por su propia verborragia venenosa e incomprobable. Han perdido el objetivo final, y se han enredado en sus propias elucubraciones.

Ya no pueden volverse atrás, por condena de sus propias palabras. Ellos mismos han quedado encerrados en ellas y decir lo contrario sería admitir su fracaso.

Allá ellos (así lo dijimos cuando Rao cesó operativamente en 2004).

Pero parece que no han aprendido nada....y siguen dejando rastros inoportunos de su accionar.

A los bienintencionados que quieran saber más de la Comisión o quieran preguntarnos DIRECTAMENTE, las puertas están abiertas y estamos a su disposición para esclarecer y encontrar el camino que nos permita avanzar en la investigación y estudio Ovni.

Y sepan las nuevas generaciones que si algunos grupos civiles ufológicos hoy critican a una Comisión oficial, o a colegas civiles, NO SE ENGAÑEN.

Ellos mismos, como civiles y en una organización civil – no hace mucho tiempo - NO SUPIERON, NO PUDIERON Y NO QUISIERON, avanzar en proyectos colectivos.

¿Porque habrían de hacer ahora lo que no hicieron en 16 años?.

CARLOS FERGUSON

Version imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con la noticia


Marcar esta noticia en estos sitios


Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor Hilo