OVNI deja marcas en fábrica en Ibarlucea. Informe de Luis Reinoso

Villa Gobernador Gálvez – Santa Fe (26 de noviembre de 2006)

Luis Alberto Reinoso
Rosario – Argentina
lar769@hotmail.com
EDOVNI – Estudio de los Ovnis
Testigo: Eduardo Bove
Testigo secundario: Verónica Ríos
Clima: Tormenta eléctrica – apagón – efectos electromagnéticos.
Fotos aéreas: Luis Alberto Reinoso, piloto: Juan Carlos Gauna

El día 29 de noviembre de 2006 recibí un e-mail enviado por la Sra. Marta Tobozo donde nos dice:

Dr. Luis Reinoso. Buenos días, además de «canalla» [hincha de Rosario Central] como Ud. le comento que en nuestro jardín aparecieron unas marcas en el césped. El problema es que esto es una empresa de una marca conocida y no queremos publicidad por esto, nuestro vigilador está asustado, además del miedo de que lo despidan por loco. Cosa que la mayoría de los integrantes de la empresa creemos en él. Nos puede decir si esto es posible por las fotos (cualquier cosa le diríamos de venir en un horario donde no hay tanto personal).

LAS MARCAS SON TRES ARANDELAS DE CESPED SECO CON EL CENTRO EN PERFECTO ESTADO QUE FORMAN UN TRIANGULO DONDE CADA CIRCULO ES UN EXTREMO DEL TRIANGULO, MAS OTRAS CON FORMAS DE Y CON LA FORMA DE ARRIBA REDONDEADA EN LUGAR DE FORMA DE V.

A la espera de una respuesta saludo a Ud. muy atte.

Marta Tobozo.

Reportaje al principal testigo, Sr. Eduardo Bove

– Estamos con el principal testigo de la observación de un ovni en las cercanías de la ciudad de Rosario, con el señor Eduardo Bove, ¿contadnos cuál fue tu experiencia y que día ocurrió el hecho?

– Pasó el 26 de noviembre de 2006, era un día domingo, en medio de una tormenta eléctrica bárbara, el cielo estaba todo iluminado. Era aproximadamente las 2 de la madrugada, veo un objeto que desciende muy luminoso, yo pensé que eran rayos, pero era como una torre que bajaba y se quedó ahí unos minutos, luego se elevó y desapareció raudamente.

– ¿Qué forma tenía el objeto: era triangular, redondo… qué fue lo que realmente observaste?

– Era de forma triangular, alargado, tipo edificio y con muchas ventanas.

– ¿Tenia luces o focos o era todo iluminado?

– De las ventanas salían las luces, eran rojas y amarillas, eran los colores que predominaban más; había otros colores pero eran más tenues.

– ¿Cómo aparece el objeto? ¿Cómo lo viste llegar, de dónde estabas ubicado? ¿Vos sos el vigilador de la empresa?

– Yo estaba en mi sitio, en mi garita y de pronto veo algo que desciende, salgo de la garita y ahí lo puedo ver bien al aparato. Estuvo buen rato, no se apreciar cuanto tiempo, pero estuvo bastante, y se fue elevando despacio, y al subir se perdió rápido de mi vista.

– El tema de las huellas, ¿cuándo las encontraron, en qué momento?

– Yo no sabía que habían esas huellas. Pasaba por ahí y le comunique a un personal de lo que había visto, y es cuando descubrimos las huellas o las marcas. Esta experiencia me la quería reservar para mí pero tenía que avisar de lo que me había pasado.

– Nosotros tuvimos oportunidad de sacar algunas fotografías aéreas del lugar, y se aprecia en las fotos, en otro lugar pero en el mismo predio de la empresa otras huellas, ¿vos tenés conocimiento?

– No eso lo desconozco.

– Sé que tuviste algún problema con los dueños de la empresa, ya que no le avisaste del hecho insólito que te había ocurrido. ¿Le comentaste a otras personas?

– Sí fue algo poco creíble, por el ámbito donde estoy, pero sí se lo comenté a varios empleados y empleadas.

– En definitiva vos describís al objeto que viste como triangular, como una torre o edificio con ventanitas. Y que las luces provenían de esas ventanas .¿Era todo metálico o todo luminoso?

– Totalmente metálico, era como un edificio triangular.

– ¿Emitía algún sonido o ruido?

– No, sonido para nada. Y si lo había se confundía con la tormenta.

– ¿En ese momento hubo un apagón en la zona? Estamos hablando de Villa Gobernador Gálvez, ciudad cercana a Rosario.

– Sí, a esa hora se apagaron todas las luces, tanto dentro de la empresa como en la calle, pero hubo un apagón total.

– ¿Habían otras personas con vos? Es decir, ¿hubo otros testigos o estabas solo en el puesto de vigilancia?

– Sí, estaba yo solo.

– ¿Querés agregar algo más? ¿Tuviste miedo o soñaste después algo relacionado con esta observación?

– No, yo no tuve miedo, para nada. Yo creo en esa cosas, pero lo que sí me pregunto, es el porqué aterrizó ese objeto aquí justamente y para qué.

– Sin nombrar a la empresa, porque así no han pedido expresamente que no lo hiciéramos, y desde ya agradecemos la posibilidad de entrar y fotografiar las huellas dentro del predio de la misma, ¿vos tenés conocimiento de que ahí en años anteriores ocurrió otro caso semejante?

– No, yo no recuerdo o desconozco si ocurrió algo parecido. Lo que sí recuerdo que hace muchos años atrás se vio un ovni en las cercanías de la antena repetidora de Radio Nacional, en esta zona de Villa Gobernador Gálvez.

– Te agradecemos tu testimonio.

– Gracias a Uds. que me dan la oportunidad de dar a conocer mi experiencia

Reportaje grabado a Verónica Ríos, compañera de trabajo de Eduardo Bove

– ¿Cuándo te contó lo que había visto y en qué circunstancias?

– El me contó lo ocurrido el día lunes a las 18 hs. Yo salía y él entraba de guardia a la portería. Me abrió el portón de entrada y me dice: «Vos no sabes lo que vi el domingo a la madrugada». ¿Qué te pasó? «Vi un plato volador».

– ¿Esto cuando fue?

– El 26 de noviembre a la madrugada. «A dónde lo viste», le pregunté. «Acá, en la planta». ¿Y cómo era? «Era medio triangular». ¿Y dónde fue? «Allí, a cincuenta metros de la garita», y caminamos hasta el lugar, y encontramos las huellas. Y le dije mira lo que hay. «Si les cuento a los demás no me van a creer». Pero aquí están las marcas. Tenía miedo de que si le contábamos a los demás lo tomarían por loco.

– ¿Cuántas marcas vieron Uds.?

– Todas las que están ahí, las que se ven.

– ¿Te comentó de qué colores eran las luces?

– Me dijo que habían luces de colores amarillos, verdes, rojas, luces medias apagadas, no eran fuertes, tenues.

– ¿En ese momento había una tormenta?

– Sí, estaba una tormenta eléctrica.

– ¿Se habían apagados las luces?

– Sí, porque yo vivo a media cuadra de la empresa. Yo había dejado el velador prendido en la cocina que está cerca de mi pieza; la dejo prendida porque a mí me da miedo las tormentas y me levanté a desenchufar el micro horno, y el mismo hacía un ruido, y se prendía y apagaba. Las luces se apagaban y prendían, la tensión subía y bajaba, hasta que se quedó una luz tenue.

– ¿Te agregó algo más?

– Me dijo que el objeto tenía ventanitas, era como un triángulo, alto como el galpón, que lo vio bastante cerca, unos cincuenta metros de distancia aproximadamente