Racionalistas Dogmáticos

Y MAS DE LO QUE NOS TIENEN ACOSTUMBRADOS…

Durante años ciertos escepticoides de turno han buscado una encendida polémica sólo con una parte de ufólogos de Argentina (y casi con ninguno de otras latitudes, dado que no siempre conviene) sobre aspectos relacionados con la temática Ovni.
Luego de los hechos acontecidos en febrero de 2005 en Mar del Plata y alrededores, algunos aprovechadores y vulgares mentirosos han intentado falsear datos y confundir a incautos sobre lo que los ufólogos decimos y hacemos. Esto lo señalamos en algunas editoriales como “De cómo se desinforma en Ovnilogía”.

En una reciente publicación de Internet se ha vuelto a citar mi nombre, en una lista de “personalidades destacadas de la pseudociencia”. La mención de un “administrador” cita que: “No todos son pseudocientíficos, algunos son simples estafadores y otras personas con buenas intenciones que han contribuido de una u otra manera a fomentar el pensamiento mágico en detrimento de la razón”.

Por cierto que el autor de tal mención, parece no atreverse a definir quién es cada cosa.

Desde ya invitamos a que deje su anonimato, pero que además señale específicamente a quien se está refiriendo con cada afirmación, ya que de lo contrario quedará demostrado también que es otro cobardón que no puede asumir sus dichos en tribunales.

Desde hace tiempo he dejado de creer que esta gente ignore algunas de las cosas que critican. Antes lo creí y los tildaba de ignorantes (en el sentido literal de la palabra).

Sin embargo de un tiempo a esta parte he constatado que además tenemos mentira, cobardía, falsedad y tergiversación en lo que promueven.

También es cierto que muchos colegas aconsejan no dar importancia a estas cosas y que es una pérdida de tiempo. Pero no es menos cierto que el silencio podría interpretarse como aquella frase “el que calla…otorga”, y no pienso ser partícipe de tal silencio.

No mientras pueda también desenmascarar a quienes fuere, como lo hice y lo vengo haciendo desde hace tiempo.

Por lo tanto si estos racionalistas dogmáticos creen que por sus “agresiones y lucha” harán desistir a alguien se equivocan.

Hay 2 formas de contestar esto: seriamente y con humor, por lo que así lo haré en esta oportunidad.

LA CONFUSIÓN Y MENTIRA EN ACCION

Cuando ocurrió lo de Sierra de los Padres y Mdp (febrero de 1995), salieron al cruce de mis opiniones. (diario “LA CAPITAL de Mdp – 11 de febrero de 2005)

Una “especialista en astronomía” (así fue definida), hizo una “explicación” del caso mencionado, donde un testigo idóneo manifestó haber sido alertado por su perro y observar un objeto luminoso a baja altura sobre su huerta. Luego aparecieron una serie de marcas y efectos en la vegetación, en un caso que tuvo notoriedad nacional.

La “especialista” manifestó – entre otras cosas – “ la imposibilidad de la existencia del fenómeno ovni, basado principalmente en las enormes distancias estelares.”

Tal introducción por cierto, nada tiene que ver con los pormenores del caso en sí, y sólo expresan una opinión haciendo la inferencia (errónea) de que los ovni son naves extraterrestres.

Casi todos – o todos – los negadores racionalistas dogmáticos expresan lo mismo, señalando que el tema ovni así está aceptado en la población, los medios y los ufólogos. (Asociación entre OVNI y NAVE EXTRATERRESTRE)

Sólo quienes están realmente informados de las distintas tendencias y lo que ocurre en ufología, saben perfectamente que esto no es tan así.

En realidad, más del 80 % de los ufólogos argentinos no sostienen la cuestión extraterrestre como algo explicativo al origen ovni. (ver editorial de la página Rao )

También son muchos los testigos que expresan: “No sé cuál es el origen de esto, sólo sé que lo vi”.

Y también sabemos que mucha prensa radial, escrita y visual tampoco se juega por esa posibilidad.

Es curioso advertir que los negadores y racionalistas dogmáticos son quienes más citan la cuestión de las naves extraterrestres (particularidad que comparten con los grupos de culto ovni).

Esta asociación del OVNI y las NAVE ET es un GRAVE ERROR DE CONCEPTO y METODOLOGICO.

La misma especialista en astronomía afirmó que: “la ciencia no cree en 0vnis”, lo que parece encerrar una manifestación de tipo religiosa en la cuestión, lo cual es otro error metodológico.

También señaló la “especialista” que el CODE (Centro de Observadores del Espacio) de Rosario, pudo descubrir casos falsos de huellas.

Allí señalamos que: esto no es ninguna novedad ya que los propios investigadores de ovnis hemos descubierto fraudes o confusiones en varias oportunidades, lo que es una prueba clara de que no propugnamos una ultradefensa de los ovnis como un dogma.

Pero también le recordamos a la aficionada astrónoma que el propio CODE y su miembro (Prof. Algel Meynet) realizó informes sobre ovnis en años anteriores.

Parece que tal aficionada no leyó o no sabía que en una publicación rosarina, el propio Meynet decía algunas cosas: revista rosarina “ESPACIO” (año 2 – nro 2 – 1968): “Estuve presente en el campo del Sr. Davoglio observando un círculo similar a los encontrados en la localidad de Correa, con visibles muestras de pasto quemado… y esto demuestra a las claras que algo extraño se posó en el lugar. Pero además se cuenta con el aporte de un testigo que visualizó un objeto de más de 20 metros de diámetro…” (fin de la cita).

MAS DESINFORMACION TENDENCIOSA

Otra opinión en la misma edición del diario La Capital fue esgrimida por un miembro de un grupo de difusión de “pensamiento racional”.( Carlos Quintana )

Afirmaba – entre otras cosas – que:

“Un testimonio de madrugada no es evidencia confiable”

Las huellas encontradas en Sierra de los Padres tienen una “alta probabilidad de ser “ANILLOS DE LAS HADAS” (idéntica expresión ha tenido la aficionada a la astronomía en algunas notas).

El Informe Condon (realizado por la Universidad del Colorado en 1966) fue estudio serio y objetivo, que llegó a analizar 20.000 casos, donde el 97 % se pudo explicar y el 3 % restante no presenta componentes que hicieran suponer algo fuera de este mundo”.

A estas 3 falacias respondimos concretamente:

Un testimonio de madrugada si puede ser confiable, caso contrario, no podríamos aceptar – por ejemplo – los testimonios de astrónomos, y tampoco nos animaríamos a volar por las noches!!!, ya que los pilotos tampoco serían confiables.-

La segunda afirmación “ANILLOS DE LAS HADAS” como explicación a las huellas, nos permite advertir que con el afán de explicar algo rápidamente, se dicen cosas sin el debido fundamento. Porque las características de los “anillos de las hadas” (que los investigadores de ovnis conocemos bien), NADA tienen que ver con los diminutos hongos encontrados en Sierra de los Padres y otras zonas. (Ver por ejemplo la descripción de anillos de hadas elaborada por autores como C.Alexopoulos: “El Marasmius Oreades es el más conocido y se sitúa concéntricamente en el lugar, formando una zona de césped distinta, notablemente mucho más verde que el común. El color verde intenso se debe a las sustancias nitrogenadas que quedan en el césped…” (Introducción a la Micología – C.Alexopoulos – Eudeba – Bs.As, 1966). Por cierto que esta descripción en NADA se ajusta a lo encontrado en Sierra de los Padres en febrero de 2005.-

La última afirmación del “racionalista” sobre la “seriedad y objetividad” de Informe Condon es la más risueña: no investigó 20 mil casos jamás, en realidad la suma de casos que existían era de 12.618. De todos ellos el “serio y objetivo” informe Condon sólo investigó 59 episodios (menos del 1%!!!!!!!).- Esto fue confirmado por periodistas como Walter Sullivan, del Times de N.York, en 1969, en base a sus averiguaciones sobre el mentado proyecto.- Cabe acotar que la USAF (Fuerza Aérea Americana) tuvo un 5 % de casos NO IDENTIFICADOS, es decir: 701 eventos.-

Por último señalábamos que el Informe Condon fue efectuado en la década del 60, pero actuales investigaciones científicas (como la “Cometa ” de Francia, tienen conclusiones muy contrarias y altamente definitorias sobre algunos aspectos de los OVNI, como esta: “ LA REALIDAD FÍSICA DE LOS OVNI ES INCUESTIONABLE”. Algunos de los científicos que emitieron el informe mencionado son el Prof. Andre Lebeau (Centro de Estudios Espaciales), Jean Ribes (ex Director de Observatorio Astronómico), etc.- El INFORME COMETA también dice en sus páginas que: “EXISTE UNA INTELIGENCIA TRAS EL FENÓMENO OVNI Y ESTO PODRIA DEBERSE A UN LENTO PERO PROGRESIVO PLAN DE CONTACTO .”

Ni que hablar de las declaraciones del Gral. Vasili Alexeyev de la investigación oficial de la Academia de Ciencias de Rusia, que confirmó que: “No hay indicio de que los ovnis sean un arma secreta…y los oficiales responsables de esta investigación se ven obligados a informar que probablemente estemos ante una presencia extraña”

O bien del Informe STURROCK de 1998 (EE.UU) donde un comité formado por físicos, ingenieros aeroespaciales y astrónomos y comandados por Peter Sturrock (Profesor emérito de Astronomía y Física aplicada de la Universidad de Stanford), confirman que aún cuando no se puede arribar a conclusiones definitorias sobre el origen de los ovni, estos son un fenómeno INUSUAL Y DESCONOCIDO.-

Por cierto que nuestras palabras no tienen como objetivo informar a Quintana algo que él mismo no se haya tomado el trabajo de averiguar.

En realidad estamos convencidos que no hay ningún tipo de interés en INFORMARSE de lo que pasa en Ufología, y que estos casos sólo tienen como objetivo buscar el desprestigio del tema o de alguien en particular, sin haber examinado la más mínima documentación, lo que pone en duda desde el vamos que exista racionalidad en las objeciones.

Una actitud racional clara es antes que nada, examinar lo que pasa en un tema determinado (REVISIÓN DE LITERATURA), y por cierto, hacerlo con objetividad y sin pasiones.

SOBRE LAS NUEVAS MENCIONES

El autor de la mención que me cita como una de las 10 personalidades mas destacadas de la pseudociencia en 2005, es – sin lugar a dudas – otro exponente de la desinformación a sabiendas.

Pero hay mucho más que desinformación, como expresé anteriormente.

No parecen haberse enterado (ni por su propia cuenta ni por otros tan ignorantes como ellos), que la primer persona que en forma pública dijo que lo encontrado en el suelo de El Paraíso en febrero de 2005, eran posiblemente hongos diminutos, aunque no los “anillos de hadas”, fue Carlos Ferguson.

Y esto no son palabras, sino PRUEBAS… porque dicha mención la efectué en “Teleocho Informa” en 10 de febrero de 2005, a las pocas horas del hecho y ANTES que los que salieron luego a decir lo mismo.

Y como de pruebas se trata, obra en el archivo del canal (y el mío también) la grabación que LO PRUEBA DEFINITIVAMENTE.-

Básicamente expresé: aún cuando los estudios no se han dado a conocer, es casi probable que nos encontremos frente a hongos diminutos, pero que de ninguna manera pueden ser anillos de hadas. Nos inclinamos por la existencia de otro tipo de hongos ya presentes en otros casos

Esto último fue confirmado y refrendado por los estudios del INTA (Instituto Nacional de Técnología Agropecuaria).

Por cierto que esto lo dije – reitero – la noche del 10 de febrero, mientras que los “especialistas” y “racionalistas” aparecieron luego de eso.

Quiero confirmar – además – que este tema de los hongos diminutos son sólo un aspecto del caso, y hay otros elementos que jamás fueron tenidos en cuenta por los negadores (un pequeño árbol con sus hojas quemadas, la descripción del testigo, la confirmación de ningún vuelo convencional esa noche por parte de la Base Aérea , etc, etc).

¿Y porqué no fueron tenidos en cuenta?.

Simplemente porque ni siquiera estuvieron allí…y porque no desean hacerlo.

Con esto queda claro que aquí no hay desinformación solamente, sino falsedad en las apreciaciones de los racionalistas dogmáticos.

Volviendo a la mención como “personalidad pseudocientífica”, se me define como: ufólatra marplatense que frente a un fenómeno de crecimiento de organismos llamados “anillos de hadas” y de una luz, afirmó por los medios locales que se trataba de un “encuentro cercano del segundo tipo”, es decir de visitas de extraterrestres” (fin de la cita)

El ignorante autor – queda muy claro – hace mención a quien suscribe como “ufólatra” pretendiendo ser hiriente.

Lamentablemente para él sigo y seguiré enorgulleciéndome de ser un aficionado a la ufología (que nada tiene que ver con la ufolatría a no ser que uno sea un perfecto bruto que no sepa distinguir qué es ser una cosa y otra, como es en este caso).

La última expresión (encuentro de segundo tipo equivale a afirmar que se trató de nave extraterrestre) es otra de las burdas mentiras y falsedades que jamás dije.

Vuelve aquí a utilizarse ese recurso en forma vil y rastrera, ya que en ninguna de las notas efectuadas en medios locales y no locales, dije tal cosa. Siempre he diferenciado el estudio de un caso OVNI (objeto volador no identificado) con el origen probable de ese fenómeno. En cientos de notas en medios, así como casi 200 charlas he separado esta cuestión, y ello está refrendado por todo lo realizado.

Está claro – no es la primera vez – que quienes esgrimen afirmaciones que jamás efectué tienen un fin claro y exacto: MENTIR una y otra vez en forma sistemática.

Aquí en Mdp, el citado Quintana hizo la siguiente mención: “El ufólogo local Carlos Ferguson afirmó que los testimonios son confiables, esto se trata de un contacto del segundo tipo aunque no explicó cómo vincula una luz, ladridos de perros y un círculo en el suelo con visitas de naves extraterrestres.” (fin de la cita).

Como se ve, en forma reiterada se hace mención de mi supuesta asociación entre un caso ovni y una nave extraterrestre.

Si Quintana (y cualquier otro) tiene la prueba de que hablé de NAVE EXTRATERRESTRE sólo debería hacer una cosa: PROBARLO.

Pero no podrá hacerlo, como tampoco puede el autor de la mención de las personalidades pseudocientíficas.

Hace un tiempo aclaré – y vuelvo a hacerlo – que quienes digan que Ferguson ha asociado al tema OVNI con NAVE EXTRATERRESTRE en la difusión que frecuentemente realizo en radios o TV, sólo es un falseador de datos.

Aclaro que no me molestaría sostener tal cosa si estaría convencido, pero ya he señalado muchas veces que el origen del fenómeno que llamamos ovni es un tema por el momento sin solución.

Pero como reiteradamente se me hace partícipe de una asociación que no he hecho, dejo aclarado – como lo hice hace casi 1 año – que quien o quienes sostengan tal cosa de mí, son vulgares mentirosos y oportunistas.

Vuelvo a dejarlo expresamente sentado, para que a partir de ahora, cada vez que se citen ese tipo de cosas, enviaremos mails a distintos lugares recordando lo señalado, y con palabras bien claras: MENTIROSOS Y OPORTUNISTAS.

Léase: falseadores de la verdad.

Da risa advertir que quienes hablan sobre la “responsabilidad” de algunos medios que no dan cabida a ufólogos, son totalmente irresponsables en falsear datos y expresiones en tal magnitud.

NADA NUEVO BAJO EL SOL

Ya vimos el “ataque verbal” realizado alguna vez por un escéptico de turno y su papelón ante cámaras de tv señalando un dato elemental en forma aberrante.

Alguna vez lo vimos “investigar” casos que intentaba “derribar contra los ufólatras”.

También lo vimos sin poder sostener sus agresiones.

Es indudable que algunos de los nuevos racionalistas dogmáticos no son sino una burda copia del citado personaje, citando expresiones o actitudes que jamás hemos tenido.

No sostenemos el estudio ovni como una asociación con NAVES EXTRATERRENAS, ni tenemos actitudes rastreras y oportunistas con fines espurios.

Por el contrario, digo nuevamente que quien siga utilizando ese recurso (el de afirmar cosas que no dije) será citado por quien esto suscribe como un vulgar mentiroso (aquí y ante los medios que sean necesarios).

Y sobre el tema económico o posibles fines nefastos de mi persona, deberán cuidarse de lo que afirman para no caer en tribunales o bien en retractaciones lamentables (como le pasó al investigador de las pseudociencias ya citado anteriormente).

Lo expuesto muestra claramente que ciertos negadores y defensores del racionalismo (que nada tiene que ver con el sano racionalismo sino con el dogmático), utilizan claramente la técnica de:

Afirmar que alguien ha dicho algo que no ha dicho

Interpretar errónea y falsamente las intenciones particulares de los ufólogos.

Interpretar errónea y falsamente los datos de campo y gabinete.

Difundir la creencia de que no hay diversidad de tendencias en los participantes ufológicos.

Entre otras cosas.

SOBRE MEDIOS DE PRENSA RESPONSABLES

Se ha señalado también en alguna nota que los medios “responsables” son los que han tomado debida nota de la opinión de científicos.

Estos personajes también parecen obviar que la responsabilidad es de uno, además del medio donde notifica las cosas. En todo caso el medio sirve de vínculo para que la gente tome sus opiniones.

Afirmar que hay medios “responsables” que dan cabida a una campana indicada, es equivalente a afirmar que hay medios irresponsables que no deberían dar cabida a personas no científicas.

En suma: pretenden dictaminar a los medios a quien o a quienes deberían dar cabida, y señalar quien puede o no decir cosas. Una perfecta forma de “sano debate racional”, sin duda (o peor aún, una vuelta a negros y oscuros tiempos medievales o más cercanos)

Quiero culminar afirmando que una gran mayoría de estos personajes que pertenecen a grupos de “racionalismo” tampoco son científicos (y ya ha quedado demostrado que cuando han querido defender a la ciencia la han dejado muy mal parada).

Y además, frecuentemente afirman y generalizan la cuestión de que los ufólogos obtienen ingresos por el tema ovni.

Queda claro para nosotros (sólo para quienes nos leen y les interesa), que una cosa es el comercio por el comercio mismo, y muy otra un ingreso para solventar los gastos mínimos de un estudio.

Particularmente cualquier mención a esto no me afecta, porque en 30 años con el tema el 80 % de las charlas efectuadas fueron gratuitas, y jamás nadie me ha solventado nota gráfica, radial o televisiva alguna.

Toda persona con un mínimo de raciocinio se daría cuenta que si uno hubiese querido obtener beneficios con el tema, podría haber utilizado otros recursos para hacerlo, como hacen ciertos charlatanes de la ovnilogía.

Pero además, muchos de estos negadores SI han obtenido beneficios por artículos gráficos en distintos medios.

Y por si esto fuera poco, algunos de nuestros detractores, aún amparándose en la ciencia, dan charlas de astronomía cobrando una suma de dinero a alumnos de escuelas, aún cuando no deben solventar alquiler alguno.

Volviendo a la cuestión central (la ciencia o no ciencia), lamentablemente para los racionalistas dogmáticos, hay una gran cantidad de científicos (de gran renombre) que si investigan el tema y afirman que HAY EVIDENCIAS DE LA EXISTENCIA DE LOS OVNI.

Que sepamos, estos científicos han divulgado sus conclusiones en infinidad de medios mundiales. (¿son también esos medios irresponsables?)

Pero además, estos científicos ufólogos de Francia, Rusia, EE.UU, ¿no se han recibido en Universidades igual que los de aquí?. ¿O acaso debemos pensar que sus títulos en astrofísica, física, astronomía, etc, no son tan importantes como los locales?. ¿Es que acaso son otro tipo de científicos?

Lo lamentamos, racionalistas dogmáticos, pero HAY CIENTÍFICOS QUE INVESTIGAN A LOS OVNI, y tienen conclusiones afirmativas en cuanto a su existencia. Para ustedes esto puede ser una roncha muy molesta, pero así son las cosas.

Ustedes se cuidarán bien en decir estas cosas, porque admitirlo significaría derrumbar un montón de preconceptos y prejuicios. Pero nosotros bien hacemos en señalarlo, para que el lector que lo desconoce, lo sepa claramente.

EL MIEDO

Para finalizar, es indudable que el miedo se puede manifestar de distintas maneras.

Veamos la definición clásica de miedo: “PERTURBACIÓN ANGUSTIOSA DEL ANIMO POR UN PELIGRO REAL O IMAGINARIO”.

Pero también hay otra que creo más se adapta a los racionalistas dogmáticos: “RECELO DE QUE SUCEDA UNA COSA CONTRARIA A LO QUE SE DESEA”.

En los casos citados, sin duda alguna hay miedos varios, que se exteriorizan en “agresiones verbales”, “luchas”, mentiras y falseamiento de datos, etc.

Hay miedo a adentrarse en terrenos discutibles (es evidente que ese miedo no lo tuvieron algunos científicos y no científicos cuando se animaron a descubrir cosas). O bien hay miedo profesional, por el “qué dirán” los colegas (miedo que tampoco parecen tener otros científicos que investigan el tema en el mundo).

Estos y otros miedos (inconfesables) seguramente se encuentran entre las causas que llevan a los racionalistas dogmáticos a enfrentar y desprestigiar a la ufología.

Ese miedo es tan profundo – en algunos casos – que hasta reniegan de ir al lugar donde ocurren los casos, prefiriendo desestimar todo desde el micrófono.

O como en este caso, buscar despertar “temor” en el posible silencio de un “ufólatra”.

Lejos están de ello y por cierto, el miedo que intentan generar sólo lo poseen ellos mismos.-

Carlos D. Ferguson