REPLICA AL DIARIO LA NACIÓN por el Lic. Ángel Díaz

Hace un tiempo atrás (y con motivo de la visita de Milton Hourcade a Bs.As) se publicó en el diario «LA NACIÓN» un artículo con firma de Fabiola Czubaj, que fue replicado por dos colegas RAO.
Ningún envío fue contestado jamás.
He aquí los detalles más importantes de la réplica del Lic. Ángel Díaz (Río Ceballos, Córdoba, Argentina)

Replica al artículo:
«OVNI: el 99 % de los casos tiene explicación científica» de Fabiola Czubaj, «LA NACIÓN», 14 de marzo del 2004
Por el Lic. Ángel Díaz

F.CZUBAJ: «Durante años la literatura y el cine alimentaron la fantasía de la existencia de seres de otros planetas que llegaban a la Tierra en enormes naves luminosas. Y hasta miles de personas, en distintos lugares del mundo, afirmaron verlas en el cielo….»

LIC. ANGEL DIAZ: En realidad ocurrió al revés y debería decirse «durante años miles de personas…», y «hasta la literatura y el cine alimentaron…»

F.CZUBAJ: «En realidad, el 99 % de estas supuestas apariciones extraterrestres fueron nada más ni nada menos que fenómenos naturales, novedosos ensayos espaciales o la reentrada a la atmósfera de nuestro planeta de chatarra espacial…»

LIC. ANGEL DIAZ: El porcentaje del 99 % de confusiones fue variando en función de la divulgación de las características de estos fenómenos, al inicio, con nulo conocimiento, el porcentaje fue altísimo; en la década del 60 había descendido al 97 %; actualmente ronda (según los sectores de Población consultados) en 80 %.-

F.CZUBAJ: «Cuando hablamos de OVNI no se está diciendo más que lo que la sigla significa: objetos voladores sin identificar en el momento en que se estudian – explica Milton Hourcade, fundador en 1958 del Centro de Investigaciones de Objetos Voladores Inindentificados (Ciovi) de Uruguay.- De ahí que no se puede inferir que un OVNI sea una nave del tiempo, un objeto extraterrestre ni nada por el estilo»

LIC. ANGEL DIAZ: Para el profano, OVNI significa tal como lo dicen esas palabras, pero los que lo estudian lo llaman Fenómeno OVNI y así, ya tienen una connotación de Fenómeno Inteligente Extrahumano. Milton Hourcade, un ex ovnílogo devenido en escéptico del fenómeno, se bajó del tren de la investigación, en las estaciones de la década del 70…»

F.CZUBAJ: «Invitado por el Área de Ciencia y Tecnología del Centro Cultural Rojas de la UBA, Hourcade visitó nuestro país para intentar explicar qué vemos en el cielo. «El 98,5 % o el 99 % de los OVNI denunciados tiene una explicación científica», afirma el licenciado en Teología, tras 46 años de investigar estos casos en el CIOVI, como socio de la Asociación de la Fuerza Aérea y del Museo Nacional del Aire y el Espacio de los EE.UU., donde vive desde hace 14 años».-

LIC. ANGEL DIAZ: Muchas serias instituciones, cuando quieren desprestigiar al fenómeno, convocan a esta clase de «investigadores».-

F.CZUBAJ: «Y en ello coincide el licenciado en física y astrónomo Fernando Colomb, director científico de las misiones satelitales SAC-C y SAC-D de la Comisión de Actividades Espaciales (CONAE): «No creo en los platos voladores – señala Colomb, que encabezó en nuestro país el proyecto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) de la Sociedad Planetaria fundada por Carl Sagan – «Hay miles de objetos que están dando vueltas en el espacio, producen efectos en la atmósfera terrestre que la gente confunde y que en algún momento caen a tierra.»

LIC. ANGEL DIAZ: Investigadores reputados en sus áreas específicas (no precisamente la Ovnilogía) cuando son consultados sobre el fenómeno OVNI, cometen el gran desatino de opinar. El Dr.Colomb es reconocido en las Actividades Espaciales, pero del fenómeno OVNI no sabe más que el común de la gente; por ello es coherente cuando dice «creo…» A propósito del Proyecto de búsqueda ET (SETI) un científico del mismo expresó recientemente:

• El medio (emisiones electromagnéticas) es «lento» para nuestra vida individual (ej: en 100 años, recién el «frente de onda» de una emisión se propagó 100 años-luz, lo que es mínimo)

• Deben existir civilizaciones muy avanzadas en el Cosmos.

• Pueden estar usando medios de comunicación no-EM más eficaces, que no detectamos.

F.CZUBAJ: «Se estima que de 2 millones de kilos de residuos de satélites y cohetes en desuso orbitan nuestro planeta a unos 35.000 Km . por hora como verdaderos proyectiles sin control. Según los expertos, se prevé que al entrar en contacto con la atmósfera se desintegren a una altura entre 80 y 120 kilómetros del suelo. De ahí que la Agencia de Actividades Espaciales de los Estados Unidos (NASA), actualice cada 2 meses la lista de fragmentos de más de 10 centímetros que podrían regresar a la Tierra, como ocurrió en enero último en Corrientes.»

LIC. ANGEL DIAZ: La gran mayoría de las reentradas de chatarra espacial producen apenas, el efecto de una estrella fugaz. Muy raramente, reingresan grandes masas satelitales que generen un gran efecto lumínico con explosión e incluso, caída de restos.

F.CZUBAJ: «Entre los fenómenos naturales que suelen confundirse en el cielo se encuentran extrañas formaciones de nubes; descargas eléctricas atmosféricas, como los fuegos de San Telmo; grandes formaciones de plasma en la alta atmósfera – por encima de las nubes, como los duendes rojos – denunciadas por pilotos en vuelo, o la luz terrestre, de origen geomagnético, producida por factores geológicos que iluminan el cielo, como ocurre en la Cordillera de los Andes». «Sin embargo la fantasía influye en la mayoría de los observadores aficionados. Venus, Júpiter, el reflejo de la luz solar sobre la Estación Espacial Internacional , los escapes de gases de lanzamiento de cohetes rusos en América del Sur, los globos estratosféricos y suborbitales lanzados desde la Antártida, que durante 100 días vuelan alrededor de la Tierra y reflejan la luz del Sol, los modelos experimentales de aviones y los rayos láser de uso militar son los elementos que con mayor frecuencia confunden el ojo poco experimentado». «Como los ensayos en la alta atmósfera que hacía la Argentina al atardecer desde la Base de Mar Chiquita con cohetes que lanzaban nubes de sodio o de bario – recuerda el licenciado Hourcade – los rayos tangenciales del sol iluminando esos gases y era un fenómeno absolutamente desconocido… Pero no eran extraterrestres, sino argentinos haciendo legítimas pruebas científicas…»

LIC. ANGEL DIAZ: Fenómenos u objetos que pueden confundirse prima facie con el fenómeno OVNI:

«Fuegos De San Telmo»: son luminiscencias pequeñas, tenues, azuladas, que suelen verse durante estados tormentosos, cerca o en contacto con elementos metálicos.

«Nubes de Onda»: comunes sobre la Cordillera, son masas blanco-grisáceas, definidas, con forma de huso o lenticulares, estáticas, durables.-

«Descargas atmosféricas o electrometeoros»: son los conocidos rayos, rayos globulares, etc. (este último muy poco frecuente, y pequeño)

«Descargas en la alta atmósfera»: Quedan fuera del alcance visual desde Tierra.-

«Luminosidades de los sismos»: infrecuentes efectos difusos, durante los sismos.-

«Astros Grandes cerca del horizonte»: con cierta frecuencia, confundidos con el fenómeno OVNI, pero distinguibles por su curso junto a los otros astros y a su repetición en días sucesivos.

«Satélites»: suelen ser confundidos, los más brillantes (que son muy escasos); observados con cuidado, se les ven seguir trayectorias rectas y continuas, durante el máximo de 5 a 7 minutos, sin detenciones ni giros. Además, siempre cerca de lapuesta o salida del Sol.

«Escape de Gases en puestas en órbita»: Relativamente, de frecuente confusión con el fenómeno OVNI, pero obedecen a la dinámica de los satélites, sólo que son masas tenues, circulares; ocurren muy esporádicamente y son vistos desde varias Provincias.-

«Globos estratosféricos»: Pueden confundirse, pero son de traslación extremadamente lenta, puntuales, y requieren de iluminación solar para verse, siendo muy esporádicos.-

«Aviones experimentales»: presentan el desplazamiento típico de aviones, incluido el ruido; no operan en el cono sur americano.

«Rayos láser»: suelen ser confundidos cuando inciden en nubes, infrecuentes en el campo.-

«Nubes Experimentales de partículas metálicas»: nubosidad tenue, irregular, que necesita del sol para observarse, últimamente no se hacen en Argentina.-

F.CZUBAJ: «La visita de seres de las más diversas formas y colores, interesados en estudiar nuestra biología, es también parte de una fantasía sin sustento científico. «La inteligencia no humana es un mito y hasta ahora no hay evidencias de que una civilización extraterrestre haya tomado contacto con nosotros y haya hecho del viaje transgaláctico algo tan habitual como un viaje de turismo. Para el Dr.Colomb, los platos voladores y los marcianos son las brujas del siglo 20: «Hace 300 años se pensaba que existían y muchas personas fueron a la hoguera por ello – dice.-»

LIC. ANGEL DIAZ: En un principio, la Ovnilogía fue reticente a aceptar la evidencia de Entidades Humanoides en el fenómeno Ovni, hasta que gradualmente fueron aceptadas; esto es un ejemplo de cómo se usó el «espíritu crítico» ante el problema. Actualmente no hay dudas acerca de su integración al fenómeno; hay dudas en cuanto a su estado físico y su función (de esta clase de Entidades y de otras). En los registros argentinos, depurados, del fenómeno Ovni, tienen una clara existencia (en diversos grados de explicitud)

Febrero – noviembre 1975: 7 casos

Agosto – octubre 1978: 9 casos

Junio 1997 – marzo 1998: 7 casos

Febrero – julio 1999: 7 casos

Enero – septiembre 2002: 19 casos

No están claras las motivaciones de su acción; una de las hipótesis indica que sería la acción de una Civilización Cósmica extremadamente evolucionada, que actuaría sobre el planeta merced al empleo de «formas de viaje» o de «acciones a distancia», impensadas para la Ciencia, pero potencialmente demostrables por algunas Ciencias de Vanguardia. No habría un viaje en sentido convencional. Stephen W. Hawking, célebre físico, ha expresado recientemente: «pueden haber formas impensadas de «viajar» por el Cosmos y así, potencialmente, habría representantes de Civilizaciones que nos visitaran.

F.CZUBAJ: «Desde la Ciencia no tenemos evidencia de visitas de otros seres tanto o más inteligentes que el ser humano. Esto no quiere decir que no exista vida en otros planetas, ya que la Tierra no es el centro del Universo, pero aún no hay motivos válidos para pensar lo contrario»

LIC. ANGEL DIAZ: La Ciencia institucional es refractaria a siquiera la consideración de las evidencias; aplica el dogma: «no puede ser, por lo tanto no es». En gran medida, no es bien visto que los científicos investiguen al fenómeno Ovni; es desacreditante frente a la comunidad científica. Aún así, hay científicos y técnicos que valientemente desafían esta situación (Por caso, ver el Informe Cometa presentado ante Jacques Chirac y Lionel Jospin en 1999)

F.CZUBAJ: «Pero si el 99 % de lo que vemos tiene explicación ¿qué pasa con el 1 por ciento restante?.
Es un porcentaje bajísimo desde el punto de vista científico – opinó el director del CIOVI. Con los años, esta cifra pasó del 20 % al 7 %, después al 3 % y los especialistas ya hablan de un 0,5 %, como siempre lo sostuve.»

LIC. ANGEL DIAZ: La proporción de casos «no explicados» va en aumento, no en reducción

F.CZUBAJ: «El concepto OVNI – afirma el licenciado Milton Hourcade – fue creado en 1947 por el área de inteligencia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos como una necesidad de defensa al comienzo de la Guerra Fría. Con la caída del Muro de Berlín, en 1989, cesaron las denuncias de avistamiento de OVNI, «porque ya no se necesitaba usar el tema para cubrir ciertas actividades y porque la tecnología determino que lo que se hacía desde la atmósfera ya se podía hacer con los satélites», señala.»

LIC. ANGEL DIAZ: Con la Guerra Fría , las Grandes Potencias realizaron innumerables operaciones de inteligencia sobre los avistamientos del fenómeno y la Ovnilogía. En buena medida estas operaciones continúan, siempre debido al altísimo potencial revolucionario del conocimiento, que implica el fenómeno OVNI.

F.CZUBAJ: «»Tanto la NASA como las Naciones Unidas poseen protocolos para seguir en caso de que civilizaciones inteligentes no humanas realicen algún tipo de contacto con la Tierra. Y hasta ahora, esos protocolos nunca fueron puestos en práctica.»

LIC. ANGEL DIAZ: Los protocolos para una eventual relación con ET existen, no pueden aplicarse porque la inteligencia del fenómeno ejerce una constante que llamamos de contacto limitado, por la cual no hay interrelación oficial y explícita con la Humanidad, algo así como una política de no – intervención (que reconoce límites)

Lic. Angel Díaz
Algunos antecedentes del Lic. Angel Díaz:

Estudios oficiales de Geología (Universidad Nacional de Córdoba), y privados desde 1964
Nivel de Geólogo especialista en Geotécnica – Ecólogo – Estudio de suelos para la fundación de grandes presas – Analista y asesor ecológico.
Trabajos teóricos y prácticos: Estudio para la gran presa El Chihuido (Neuquen) seguimiento de la actividad sísmica en Argentina – Estudio y colección de minerales y petrológica – Estudios de geomorfología y suelos, con aplicación ecológica.
Estudios oficiales en meteorología desde 1957 (Nivel de Analista Climático) – Pronosticador, con trabajos teóricos y prácticos: Estudio de las relaciones de la actividad Solar en el cono climatología – Seguimiento de las fluctuaciones climáticas en el cono sur desde 1965 – Estadística Meteorológica – Proyecto, ejecución y operación de Instrumental meteorológico.
Estudios astronómicos de apoyo al Observatorio Córdoba, desde 1957 – Nivel de observador calificado – cálculo de efemérides planetarias, con trabajos teóricos y prácticos: seguimiento de la actividad solar – Efectos a la Ionosfera y Magnetosfera – Observación de estrellas Novas – Análisis de espectros estelares – Cálculo de efemérides planetarias – Fabricación de telescopios newtonianos y galileanos – Observación de eclipses de sol, luna y sus efectos ionosféricos y magnetosféricos – Observación de fenómenos celestes-
Investigador del fenómeno Ovni desde 1959, con un extensísimo caudal de estudio de campo y teórico.