LOS DESINFORMADORES CUMPLIERON NUESTRA PREDICCIÓN (más de la parodia de la supuesta eficiencia oficial y ya 14 días sin comunicarse con los pilotos) (Por Carlos Ferguson)

“Un Comandante Cósmico llamado Fantoche, había llegado con el fin de aclarar los misterios del Universo. Se servía también de algunos “cadetes del espacio” para tal tarea, y la idea era combatir a los Ovnis queriendo emitir “sentencias” ante los medios de prensa, mofándose de los Ufólogos y testigos. Exultante, emitía informes anuales con casos que los propios ufólogos ya habían descubierto durante años, pero para él eso era todo un descubrimiento propagandístico. A veces escribía cosas pero sin figurar su nombre, y utilizaba a otros, porque además de no atreverse a enfrentar los casos que le competían, no se atrevía tampoco a sostener sus dichos como hacen los hombres bien nacidos. Poseedor de un laboratorio fotográfico, el soberbio personaje quería emular a un admirado y viejo Comandante llamado Condon (uno que hizo verdadero honor a su apellido). El Comandante Fantoche – mientras tanto – sigue vagando por el espacio, a la búsqueda de su inútil y estéril lucha de acabar definitivamente con los platillos de Don Zoilo”…(Texto imaginario de un cuento de próxima aparición – C.Ferguson)

“La única razón verdadera que permitió a la Aeronáutica Militar de EEUU de sacarse de encima tan fácilmente a los Ovnis, con la manera  desenvuelta con la que trató la cuestión, reside en la falta de información. ¿Hay que asombrarse cuando  sabemos que nadie en este medio se tomó la molestia de analizar los verdaderos datos?. Lo poco que se hace hoy en investigación es inmediatamente blanco de críticas venidas del sectarismo. El trabajo constructivo de pequeños grupos de aficionados sigue siendo desnaturalizado por las luchas por ganar influencia entre múltiples facciones”. (Dr. Jacques Vallée)

Estamos junto a varios colegas y los testigos ampliando todos los datos del caso ocurrido en General Roca el 30 de junio pasado, que en breve difundiremos.

Agradecemos infinitamente a todos los comentarios sobre la nota del caso de Gral.Roca del 30 de junio, con el audio de pilotos y torre. Esta web ha recibido desde entonces, 6996 visitas en una semana, así como decenas de comentarios en Facebook.

Otrora la metodología que utilizaban los desinformadores de turno era esperar que un Ufólogo publicara datos para luego querer tener “la última palabra” o la “sentencia” en un informa que llamaba “contraencuesta”.Pero esta vez – seguramente muy molestos con las notas que vengo publicando sobre sus dislates – se apresuraron y sin ver siquiera el material que se está preparando, salieron rápidamente a querer  “cerrar” el caso.

Este cambio táctico es muy interesante, y celebrado por quien esto escribe, porque muestra la necesidad de rápida “explicación”, aunque – por cierto – disparatada. Y también podemos ver cuáles son las mágicas “herramientas” para intentar distorsionar algunas cosas.

Quien esgrime tales comentarios es Alejandro Agostinelli (1). Dado que se ha referido a mí con nombre y apellido, me referiré a él de la misma manera, recordando que hace años, al efectuar calumnias hacia mi persona, hubo que enviarle una carta documento, y emitió retractación.

Supuestamente mi tarea ufológica era intrascendente, pero parece que eso ha cambiado, y se ocupa de mí extensamente.

Al leer el texto, una primera impresión parece mostrar otro estilo o “pluma”, pero como la nota aparece con el nombre de Alejandro Agostinelli, daremos por sentado que es él quien ha escrito y el responsable de cada dicho que allí figura, para tenerlo en cuenta llegada alguna otra instancia.

Algunas de las comicidades que esgrime para atacarme son tan risueñas que dan pena y vergüenza ajena.

Me referiré brevemente a un par de ellas, porque en realidad, esta nota va dirigida – por elevación – a quien realmente ha sido el o los personajes que están muy molestos como lo que vengo denunciando en cada nota llamada LOS DESINFORMADORES.

Una primera mención hace esta referencia: “Así, el trabajo del ufólogo, cuya tarea básica debería ser identificar “objetos voladores”, se transforma en una parodia de investigación”. (fin de la cita)

Como es un párrafo que  generaliza, damos por sentado que está dirigida a TODOS LOS UFOLOGOS, que seríamos armadores de montajes para sostener la historia de los Ovnis. Pero no defenderé a quienes no deseen sentirse aludidos o cómplices de tal afirmación. Hablaré sólo por mí.

Una segunda mención (de Agostinelli??), señala que mi comentario de haber llegado primero es un “feo ejercicio de metida de pata sin explicar nada”.

Si una personalidad como JACQUES VALLÉE (el investigador más renombrado del mundo), ha destacado mi libro y material, así como otros colegas (ver enlace), la opinión que pueda tener Agostinelli es menos que la nada misma.

http://www.carlosferguson.com.ar/archivos/598

Porque si de parodias de investigación y metidas de pata se trata, sólo basta mencionar brevemente algunas suyas para refrescar la memoria.

Una parodia de investigación – por ejemplo es “investigar” un caso en 8 minutos por reloj, como ocurrió en un suceso en Mar del Plata y del cual fui testigo. Las “armas” para tan magnífico sistema fueron un anotador, una lapicera y el ceño fruncido.

Y “metidas de pata”, sólo nos basta recordar algunos épicos momentos televisivos. Uno de ellos en 1993 donde ante una filmación lograda también en Mar del Plata, de un cuerpo luminoso debajo de un espeso manto de nubes de una famosa tormenta en la ciudad, Agostinelli esgrimió la disparatada “explicación” de Júpiter paseándose bajo las nubes de la ciudad Feliz.

Otras “metidas de pata” recordadas fueron en el mismo programa, la cuestión de los planetas del sistema solar. Más allá que hoy se reconocen otros planetas (e incluso se cree que puede haber más planetas minúsculos), al momento de hacer tal nota (1993), toda persona con mínima formación sabía que estábamos ante 9 planetas. Máxime cuando se los rotula de “periodista científico”.

Pero en ese programa, y ante la pregunta elemental sobre cuantos planetas hay, Agostinelli responde…»son doce……once…perdón……son diez….es que hace tiempo que no….hace tiempo que no….!» (intuimos que la respuesta iba a ser «que no leo eso»), ante las risas generalizadas de quienes estábamos en la tribuna y de los propios panelistas (abajo de la nota se reproduce ese momento, aunque en breve subiremos todo el programa).

Por eso cuando Agostinelli en su nota nos recomienda leer libros de Ufología de autores como Keyhoe, Ribera y Zerpa, bien podría también acompañarnos en la lectura de uno de Antonio Ribera: “El gran enigma de los platillos volantes”, que en sus páginas 34 a 43, nos describía perfectamente la cantidad de planetas de nuestro sistema solar por entonces.

Y hay muchos más ejemplos, que han quedado como anécdotas risueñas de la Ufología Argentina y su folklore decadente.

Sin embargo, centrarnos en estas cosas y este personaje nos desvía del verdadero foco de atención, que en este caso, podemos ver que va por otro lado.

Ya en días ampliaremos toda la información sobre el caso de General Roca. Y desde el vamos, la aparición de Júpiter en el horizonte nada tiene que ver con lo descrito por los testigos, pero el motivo de este espacio hoy es otro.   

EL CENTRO DE “IDENTIFICACIÓN” OFICIAL ESTA DESAPARECIDO…

Cuando en un párrafo se señala que la tarea básica de todo Ufólogo debería ser identificar “objetos voladores”, parece olvidar algo (una vez más).

Así como los ufólogos deberíamos identificar objetos voladores, hoy existe una oficina llamada “Centro de Identificación Aeroespacial”.

Tal entidad es OFICIAL, y su responsable titular ha expresado en infinidad de medios radiales, gráficos y televisivos, que una de sus funciones básicas es explicar todo fenómeno aeroespacial que ocurra en los cielos argentinos.

Curiosamente, a 10 días del caso, NADIE de ese organismo se ha comunicado con los testigos.

Uno interpretaría que tal “comisión” debería haber hecho contacto inmediato, en razón de estar ante una denuncia de un fenómeno en el espacio aéreo argentino, con personal calificado.

Sin embargo, notamos que nada de esto ha ocurrido.

Las preguntas surgen solas…

¿Se habrán enterado en esa “Comisión” que hubo un caso en el sur?

El Comodoro retirado responsable de la misma, ¿no ha recibido información a 10 días del hecho de lo acontecido en el aeroespacio del sur argentino?

Se supone que el “Centro de Identificación Aeroespacial”, cuenta con más recursos que los parodiantes ufólogos y es la palabra “más seria”.

Sin embargo, A.Agostinelli sólo hace preguntas a Ufólogos, pero hace poco tiempo describió la postura de esa comisión oficial como de:

«prudencia científica si no de esclarecer educando…» (SIC)

También agrega Agostinelli haciendo una «defensa» de tal Comisión que su titular:

«Se toma el trabajo de contestar, con simpatía y talento didáctico, cada mail que recibe de presuntos testigos de casos extraordinarios, incluso cuando trabaja fuera de la oficina y los fines de semana». (fin de la cita)

Parece que en este caso, no se da tal metodología…o no considera al caso «extraordinario».

DESDE LO OFICIAL: “NO COMMENTS”

También mencionaba A.Agostinelli en su concepto de «excelente comisión actual», que los ufólogos parecíamos no interesarnos en los casos identificados, pero lo paradójico es que parece que el titular de la comisión parece no interesarse en los informes de No Identificados.

También celebraba Agostinelli el desplazamiento de los Ufólogos que éramos asesores, por no tener «capacitación científica», pero sí parece aceptar que tenga asesores extranjeros como un «periodista científico» que reside en EE.UU (Milton Hourcade) y un empleado de una firma privada en España (Ballester Olmos).

(Conste que nuestro desplazamiento como asesores no fue por falta de títulos sino porque alegaron una capacitación estrictamente ceñida al análisis de imágenes y fotos, cuando en realidad nosotros no fuimos convocados como fotógrafos a tal lugar).

Por eso, cuando torpemente señala que los Ufólogos esgrimimos la frase: “No comments”, es la mejor frase que podemos adecuar hoy al llamado «Centro de Identificación espacial».

Nosotros, simples aficionados al tema, llegamos primero a hablar con testigos que desde lo oficial NO HAN SIDO CONTACTADOS.

¿»No comments Centro de Identificación oficial???…¿O no es de su competencia el estudio de una denuncia en territorio argentino?

¿A qué obedece el comportamiento de los Ufólogos con su «no Comments»? – se preguntaba Agostinelli en algún escrito. ¿Y que tal si le preguntamos lo mismo a la oficina oficial Alejandro César?

La comicidad no tiene límites a la hora de enjuiciar a los endiablados ufólogos, llamándonos perezosos. ¿Y que hay de lo oficial en este caso concreto, «estimado» «periodista científico»?

También justifica Agostinelli que el titular del Centro oficial retrase la publicación de un informe (caso de General Rodriguez) , pero le exige celeridad al ufólogo para que mencione todo lo que tiene lo antes posible, a fuerza de no ser un «perezoso». Sólo se puede uno reír ante tales dislates.

Otra cita mía que ha molestado a los Desinformadores, es cuando mencioné hace unos días:

“Es de esperar que haya una investigación objetiva a nivel oficial y que no salgan rápidamente a explicar el caso utilizando algún programa de satélites o citando a Venus o Jupiter”. (fin de la cita)

Por cierto, los Ufólogos también usamos cartas satelitales y programas de astronomía. Y los usamos tan bien, que con una simple revisión de lo ocurrido el 30 de junio, advertiremos que la teoría jupiteriana es inadmisible (por no decir ridícula).

Pero si el lector relee mi frase, comprobará que la predicción se dio claramente. La reitero:

“Es de esperar que haya una investigación objetiva a nivel oficial y que no salgan rápidamente a explicar el caso utilizando algún programa de satélites o citando a Venus o Jupiter”.

Y la han cumplido al pie de la letra, como se ve:

a – INVESTIGACIÓN OFICIAL NO HAY.

b – INVESTIGACIÓN OBJETIVA TAMPOCO.

c – SE UTILIZÓ LA EXPLICACIÓN DEL FAMOSO JÚPITER, SOLO POR UNA INTERPRETACIÓN QUE SE DERRUMBA DESDE EL VAMOS.

Vemos que los argumentos que se utilizan para desestimar un caso, suelen ser más endebles de otros que supuestamente hemos utilizado los ufólogos para revalidar un caso.

Por cierto, hemos llegado antes a la información (tanto de A.A como de la “Comisión de Identificación aeroespacial”).

Y si aún no hemos publicado nada, es porque justamente, una cosa es llegar primero y muy otra es publicar las conclusiones. Hace días estamos comunicándonos con los testigos (no sólo uno).

La diferencia entre el pasado Ufologico (donde salíamos primero y detrás venían los segundones a “contraencuestar”), es que ahora HAY UNA «COMISIÓN OFICIAL» que debería ser la responsable de una acción inmediata ante un caso de tal resonancia.

Pero esto no ha ocurrido.

Al igual que los acólitos desinformadores y negadores, (a veces definidos como “expertos”), nunca llegarán antes, para no quedar expuestos ante “explicaciones” lamentables. Sólo se limitan a ir detrás de los hechos. Por suerte, esta vez la situación ha sido distinta.

EPILOGO…

Es evidente que estamos ante improvisación, apresuramiento, y prejuicio notable en cada aseveración del cómico retruque realizado por…¿Agostinelli?

Es evidente que a 10 días del hecho, un ente oficial que supuestamente investiga la identificación aeroespacial, no parece interesarse en un caso de tremenda difusión en todos los medios (es inadmisible que no se haya enterado del suceso).

Es evidente que en su afán por atacar un informe que aún no se ha publicado, hayan aparecido con Júpiter bajo el brazo, en un patético intento de justificar LA NO INVESTIGACION, LA NO COMUNICACIÓN, LA NO INDAGACION, LA NO AVERIGUACIÓN, de los elementos (sean testimoniales, fotográficos, etc). Ni siquiera levantar un teléfono, por cierto.

¿A eso podemos llamar «INVESTIGACIÓN EFICIENTE»?

En suma: estamos – una vez más – ante una deducción sobre notas periodísticas, sin tomar contacto con los protagonistas. Nada nuevo bajo el sol en el caso de quien se ha ocupado de mí con tanto afán, pero que en su triste accionar (dentro y fuera de la Ufología), nunca ha mostrado algo digno de mención, y sólo publicó algunas seudo notas periodísticas (refritos), sin continuidad. Ocuparnos de él no merece la atención, sólo como apostilla risueña o anecdótica. Aquí vamos por otros.

A QUIEN VA ESTA NOTA…..

En realidad, y como señalé al principio, esto va como tiro por elevación, para los desinformadores que se han puesto algo nerviosos con mis notas (que continuaré, por cierto).

Van dirigidas – más bien – a quienes tras bambalinas, en su afán de enfermizo de egocentrísmo y soberbia, creen ilusamente que acabarán con la Ufología.

Van dirigidas a quien intenta vanamente menospreciar Comisiones ejemplares de países vecinos, o han hecho un cursillo de Ovnilogia y visitado una huella (sí, una sola en toda su vida), y creen ser expertos (sólo de la lengua).

Van dirigidas a quien desconoce completamente el accionar de grupos y de datos Ufológicos, mostrando la repugnancia al paso científico claro que es la ADECUADA REVISIÓN DE LITERATURA.

Van dirigidas a quien durante los últimos 3 años, se paseó por todos los medios de prensa del país, para señalar a los Ufólogos y testigos como imbéciles o confundidos, mostrando una asqueante forma de manejarse ya como persona, no exenta de cobardía. Y que ahora parece que es muy lerdo para levantar un teléfono y comunicarse con testigos.

Van dirigidas a quien – ante su limitación Ufológica – necesita guarecerse tras reales montajes con tinte oficial, porque es un perfecto ignorante sobre Ufología.

Van dirigidos a quien se sirve de idiotas útiles para decir alguna cosa, y no puede entrevistar a un sólo «Don Zoilo», simplemente porque no le da el cuero.

Seguiremos ocupándonos de lo relevante (los testigos, el tema, los colegas que valen la pena), pero – al menos en mi caso – no viene mal mostrar cómo se derrumba todo un andamiaje de supuesta meticulosidad y pulcritud.

INVESTIGACIÓN DIRECTA O QUEDAR EXPUESTOS…

Si desde lo oficial no se comunican con los testigos, de nada sirve que hagan un «informe oficial» con «paquete y moño» tiempo después.

El desafío es para que AHORA MISMO intenten recabar la información con los testigos directamente. Esa es la forma de efectuar una investigación seria y es de esperar que la entidad oficial no deje pasar mas y más días para ello.

Esto funciona perfectamente en todos los órdenes, a la tarea de escritorio sumar la otra: en los casos policiales el estudio testimonial es tan importante como el teórico.

No comunicarse con los testigos directos mostrará una prejuiciosa y tendenciosa manera de enfocar el asunto y QUEDARÁN AL DESCUBIERTO claramente, porque sabremos que el denominado estudio oficial no investiga ni estudia denuncias abiertas y difundidas a la población, sino un núcleo elegido a dedo.

De mi parte, iré citando a partir de ahora, todos los días que pasen sin el interés oficial en este caso, como recordatorio de la inacción en el estudio oficial de una denuncia concreta en Argentina.

Esto recién comienza….

Carlos Ferguson

(1) A.Agostinelli se ha definido como ex ufólogo, ex miembro del Cairp, «periodista científico», etc. Sin actividad ufológica alguna (ninguna investigación, ningún trabajo teórico serio, ningún aporte estadístico, etc), sólo ha publicado algunas notas en revistas ya desaparecidas, y sin investigaciones en primera persona. En boletines de la Red Argentina de Ovnilogía, RAO (década del 90 y 2000), hemos mostrado varias veces muchas de sus falencias «investigativas». Asimismo, en alguna oportunidad en 1993, solicitó ingresar a la RAO pero al realizarse el voto junto a otras mociones por parte de todos los investigadores presentes, la contundencia para su NO ingreso fue lapidatoria:

31 votos en contra / 1 abstención – 0 voto a favor.

Desde entonces, manifiesta que es un «ex ufólogo». Su siguiente actividad pública fue estar presente en un programa lamentable donde se mostraba a una persona como «extraterrestre», oculta tras un pasamontaña (se descubrió luego su identidad real).(ver foto más abajo).

Programa en América TV (1993)

En algunas páginas nacionales y extranjeras, han delineado un perfil que el lector con su criterio, podrá juzgar. Reproducimos los enlaces para que cada uno tome sus propias conclusiones:

EN ARGENTINA:

https://periodicotribuna.com.ar/5164-espias-que-se-disfrazan-de-periodistas.html

https://periodicotribuna.com.ar/3809-christian-sanz-bajo-la-lupa.html

https://periodicotribuna.com.ar/665-alejandro-agostinelli-el-doble-agente.html

https://periodicotribuna.com.ar/9449-los-curiosos-nombres-detras-de-las-solicitadas-a-favor-de-zaffaroni.html

DESDE ESPAÑA:

http://elojocritico.info/pseudoescepticos-involucrados-en-una-nuesva-estafa-paranormal/

http://elojocritico.info/dossier-tarjetas-de-ummo-cuando-los-pseudoescepticos-hacen-fraudes/

http://elojocritico.info/dossier-tarjetas-de-ummo-2-entre-la-broma-y-el-engano/

http://elojocritico.info/dei-99-al-descubierto/

http://elojocritico.info/wp-content/uploads/2015/12/EOC-79.pdf