CAMPING LOS CHAÑARES (30 DE ENERO DE 1985)

Licenciado Ángel Díaz

Prólogo

La exposición del Caso Camping Los Chañares nos conduce a las permanentes formulaciones sobre los aspectos menos frecuentados de la casuística general de los No Identificados.
Sin ser uno de los grandes casos locales sirve sin embargo para advertir la convergencia de multitud de enigmas por lo general irresueltos para la mera encuesta aséptica que es menester en la actitud de todo investigador.
Efectivamente, Ángel Díaz somete el pequeño incidente a un exhaustivo trabajo que solo transcribimos en parte pero que expone con claridad algunas de las circunstancias más concurridas y menos tratadas de la Ovnilogía.
Proponemos darle lectura para luego hacer algunas consideraciones que creemos importantes.
Gaceta Ovni

INTRODUCCIÓN

Aún faltándole a esta Investigación-Estudio, entre otras, una pericia psicológica a la testigo, una niña de 10 años, bien vale su divulgación.
Hay conspicuos casos que tienen evidencias no muy contundentes, de la acción del Fenómeno Ovni, sobre pequeñas masas de agua (tanques, piletas, cisternas, etc.). Son conocidos entre los colegas, algunos casos en que en una noche, desaparecen miles de litros de agua de una cisterna o pileta, habiendo ocurrido alguna manifestación Ovni en las inmediaciones. En el presente caso, si bien no existe al parecer, faltante de agua, sí se testimonia un claro descenso de un Ovni en una pileta de natación.

DESCRIPCIÓN DEL CASO
Siendo aproximadamente las 22:30 ó 23:00 hs, un objeto sólido, luminoso, de forma lenticular, con cúpula más convexa que el hemisferio inferior; dividida en casquetes multicolores, desciende verticalmente sobre los testigos y la pileta de natación (6X10m).
A cierta altura se coloca de canto, continúa el descenso y vuelve a la posición horizontal, deteniéndose a 50 – 70 cms. de la superficie del agua.

OTRAS CARACTERÍSTICAS DEL OBJETO
Al colocarse de canto, emite de un solo lado, dos esferas pequeñas unidas (?) y una prolongación curvada. Estos elementos son descriptos luego, cuando toma la posición horizontal, a ambos lados del objeto.
En su zona ecuatorial, presentaba una serie de estructuras alineadas, como ¨ventanas¨.
En la parte superior, una prolongación en forma de varilla, vertical.

EL LUGAR
Se halla entre Mina Clavero y Cura Brochero (Provincia de Córdoba, Argentina), junto al Río Panaholma, en un camino de tierra y rodeado de lotes baldíos, con vegetación natural, baja y media.

MEDIDAS
Diámetro: 7,00 m, altura ( sin elemento superior): 3,00 m.

DESAPARICIÓN
Ascendió horizontalmente, se colocó de canto y volvió a la posición horizontal, siempre en ascenso hasta perderse de vista entre los árboles (abundantes en el sector).

LUMINOSIDAD
Escasa; apenas ilumina las adyacencias (cuando estaba cerca del suelo), hasta unos 2 m de distancia.

RUIDO
Suave, indefinido.

EFECTOS
No se detalla ninguno, solo parece asociarse a una leve agitación del agua en el momento de la aproximación máxima. No se detecta faltante de agua; al menos una falta de más de 50 l.
Al parecer no hubo efectos EM, aunque faltó investigación al respecto.

CIRCUNSTANCIAS EN LA QUE SE HALLABAN LOS TESTIGOS
Varios niños (aproximadamente 6), jugaban alrededor de la pileta de natación cuando advirtieron que el objeto descencdía sobre ellos, sin pausa. Enseguida corrieron alejándose a unos metros; al comprobar que continuaba el descenso, la mayoría de ellos se alejó a mayor distancia (unos 20 o 30 m). La testigo y su amiga, se distanciaron entre 15 y 20 m, ocultándose detrás de unos árboles y de una carpa-rodante.
Luego todos los niños, excepto las dos testigos, corrieron a dar aviso a sus familiares (acampantes en el lugar).
La amiga de la testigo, con menos presencia de ánimo, no observó tantos detalles.

ALEJAMIENTO
Desarrolla en secuencia inversa, las maniobras del descenso; la testigo dice que se perdió hacia arriba; lo cierto es que no pasó sobre ella, que estaba al Norte de la pileta.

DURACIÓN
De 3 a 5 min.

LA REACCIÓN DE LOS ADULTOS
Los familiares de los testigos, reaccionaron con incredulidad, ya que no escucharon ruidos, ni vieron nada, ni hubo luminosidad. Casi todos los acampantes, menos los niños, estaban dentro de los habitáculos.

TESTIMONIO DEL ENCARGADO DEL CAMPING, SR, VICENTE (FAMILIAR DE LA TESTIGO).
Declara que unos niños que jugaban junto a la pileta, se alborotaron creyendo ver un Ovni; esta inquietud se trasladó a los familiares de los niños. El dice que vio alejarse a baja altura angular, un objeto luminoso semejante a un globo aerostático de papel, que se mecía.
Esto debe interpretarse como un objeto luminoso, pequeño (a esa distancia), color amarillo-anaranjado, con desplazamiento lento y trayectoria irregular.
Se interesó por mas información, que solicitó a la testigo.
El encargado minimiza el hecho, para romper el estado de intranquilidad, dado su responsabilidad.

ILUMINACIÓN DEL AREA
En la pileta hay una lámpara de vapor de mercurio, de 300 w; el resto de la luz proviene de lámparas similares alejadas 30m y más.
Al momento del descenso, la luz de la pileta no estaba encendida. En los días subsiguientes tampoco lo estuvo; en días previos sí.
Pudo ocurrir que se rompiera, o bien que el encargado no la encendiera para evitar la reunión de los niños en la pileta.

PERSONALIDAD Y REACCIÓN DE LA TESTIGO
Es una niña acostumbrada a vivir en áreas suburbanas y de campo; es decir que tomaba decisiones con facilidad, es segura, astuta y con un nivel escolar bueno.
Dice que es la primera vez que ve un ovni; antes había visto solo estrellas fugaces y satélites artificiales, en las noches claras en que gusta mirar el cielo junto a sus amistades.
Cuenta el hecho con naturalidad y certeza, sin dar muestras de fantasear. Opina que los ¨ocupantes¨ debieron tocar el agua por debajo del objeto; así trata de explicar el movimiento que observó.

REACCIÓN DE LA MADRE (encargada de la proveeduría del camping)
Dice que la hija es afecta a fantasear y cita como prueba, el hecho (al parecer único), que sucedió años atrás: un día se levantó preguntando (quizás por haberlo soñado), si era cierto que su padre había matado a siete liebres de un solo disparo.
Ante el hecho, le quita seriedad y le pidió y ordenó a su hija, que no cuente mas la historia para no inquietar a las personas, habitantes del camping, con algo falso.
Es probable que este pedido tenga relación con sus deberes en el establecimiento.

METEOROLOGÍA
Sinopsis: persistente inestabilidad, con lluvias generales (no en el área); con discontínuos ingresos de aire mas fresco del Sur.
A las 22-23 hs, en la zona: temperatura: algo inferior a la normal (aprozimadamente 18 °C); nubosidad: casi despejado; cúmulus aislados y sobre la Sierra Grande, al Este; humedad: algo elevada; viento: casi en calma.
Esto debe tenerse en cuenta al momento de evaluar una posible confusión con un objeto arrastrado por el viento.

ASTRONOMÍA: Luna: cuarto creciente el día 29 de Enero. Venus: muy brillante, vespertino; a esa hora bajo el horizonte.

CASUÍSTICA COETÁNEA
Es destacable la presencia de objetos lenticulares y de perfil circular, los días 12, 18, 20, 21, 28, en la Provincia de Buenos Aires poco antes del caso que nos ocupa.
Este pertenece a un ¨pico¨ secundario de Actividad; entre el ¨pico¨de 1984 y el principal de 1985. (Oleada 84-85-86).

CARACTERÍSTICAS PRO OVNI:
Forma: lenticular, con casquetes, elementos ecuatoriales, elementos superiores; (similar al OVNI de Trancas, Excepto por el elemento superior).
Dimensiones: diámetro: 7 m, alto 3 m.
Maniobras:: de ascenso y descenso.
Suave ruido; indefinido.
Subrepticio (en particular, para los adultos que estaban en sus habitáculos).
Provoca miedo.
Inserto en la oleada 84-85-86; y en un pico secundario.

CARACTERÍSTICAS ANTI OVNI:
Colores variados en los casquetes.
Esferas en cadena y apéndice curvado, ambos al costado.
Escasa luminosidad

CONCLUSIONES:
1- Faltan profundizar algunos estudios.
2- Las características pro Ovni, superan cuantitativamente a las anti Ovni.
3- La descalificación que hace la madre, no es suficiente, estando condicionada por sus responsabilidades y contradicha por el encargado (familiar del testigo).
4- La casuística coetánea es rica en objetos lenticulares.
5- La mayoría de las evidencias apuntan a la existencia de una manifestación del Fenómeno Ovni.

Apreciaciones de Gaceta Ovni
Frecuentemente los investigadores buscamos mediante los relevamientos y encuestas tomar conocimiento de todos los factores intervinientes, directa o indirectamente, dentro de un incidente.
La escasez de datos, o la imposibilidad logística de acceder a una extremadamente completa investigación suelen ir en desmedro de las experiencias personales que por muy intensas y creíbles pueden no ser suficiente al análisis al carecer de otros elementos de juicio.
Y dado que cierta liviandad en los procedimientos han amenazado con llevar a manos de la opinión publica unos datos incompletos – tras los cuales no siempre está el Ovni- es mejor y preferible la exactitud como la que demuestra Ángel Díaz, que el adorno y la opinión personal del entusiasmo por ensalzar el tema.
Empero esto devela lo que a menudo sostenemos. Si no estamos en posición de negar que el fenómeno existe y cuya naturaleza dista mucho de ser explicada con los argumentos convencionales, sí debemos aceptar que multitud de casos, quizás la mayor parte que forma la gruesa columna de la casuística, se define en contradicciones, en eventos inexplicables aún para una anomalía, y develan zonas evanescentes donde solo la presencia de una ¨voluntad¨ presa de una intencionalidad lúdica puede convertirse en alternativa viable para comprenderlo.
Si no es así ¿como pueden ocurrir eventos como los que el caso precedente propone…?
Veámoslo más detenidamente.
1- ¿Como es posible que no hayan existido otros observadores durante los pocos minutos de desarrollo del caso que no sean los niños, con la salvedad del encargado que ve el término del movimiento anómalo…?
2- ¿Como se explica que un cuerpo de tales dimensiones – al comparar los otros elementos del paisaje- no fuera captado por nadie más?
3- ¿Es una casualidad que solo los niños estuvieran fuera y ningún adulto les prestara atención siendo ya tarde?
Acertadamente Ángel Díaz califica a esta acción de ¨subrepticia¨. Infinidad de casos se montan sobre semejante calificación: vehículos repentinamente solitarios en una ruta, y cuando no el fenómeno se aleja hasta retornar la soledad; personas que tienen experiencias en ciudades o poblados, a veces a corta distancia, y extrañamente no observan otros testigos en las inmediaciones; testimonios de una atmósfera de aislamiento que no bien terminada la experiencia vuelve a la normalidad.
Esto es algo más que un problema perceptivo del observador. A veces esas experiencias de movimiento subrepticio son compartidas por pequeños grupos de personas también aisladas momentáneamente, y su coincidencia reafirma la verosimilitud del efecto ¨aislamiento¨.
Pero hay otras consideraciones que también se encuentran en la casuística: los ¨observadores activos¨.
En todos los casos de observadores múltiples en una misma locación siempre existe un observador activo. Uno que raramente se aleje o tienda a evadirse del escenario Ovni. Comparten una característica más o menos universal en todos los procesos de observación: mantienen entereza, tratan de presenciar el evento, no reaccionan desesperadamente ni son superados por la intensidad emocional que produce un encuentro cercano. Son los que, en definitiva, aportan el más abundante material testimonial que sustenta a la ovnilogía descriptiva.
Los escenarios pocas veces imaginables en sus cargas potencialmente emocionales parecen casi nunca sobrepasar la respuesta de ese, o esos individuos. Mientras los demás corren, ellos se mantienen a la vista de su experiencia y son altamente resistentes a ella, no importa el tamaño y la distancia del objeto o manifestación.
¿Es esto una mera casualidad?
Y un tercer punto a tomar en cuenta, el verdadero meollo de la cuestión?
¿Por que el Ovni se acerca a la piscina?
Conocemos la zona puntualmente. Si la intención de la anomalía por atracción específica de sus componentes constitutivos o por la voluntad que lo gobernare, siente alguna atracción al agua ¿ por qué la piscina? Hay cursos extendidos de agua en toda la zona, otras fuentes solitarias.
¿Casualidad?
Resumamos las incógnitas.
a) ¿Por qué la piscina y no otras fuentes naturales o artificiales?
b) ¿Por qué no otros testigos?
c) En todo caso ¿ por qué en un momento en que un grupo de niños estaba fuera de la atención de los mayores a esa hora de la noche?
¿Puede haber una respuesta?
Intentemos darla.

UNA HIPÓTESIS
El fenómeno, estadísticamente es subrepticio. Prefiere los lugares apartados o menos poblados, y en muchas ocasiones cuando no lo está, se manifiesta solapadamente aprovechando el circunstancial aislamiento del o los eventuales observadores del resto de los otros potenciales testigos.
Pero ocurre que existe una dificultad insoslayable de meditar. ¿Cual es el objeto de su manifestación?
En el caso precedente podríamos decir que buscaba agua, y que por lo tanto aprovechaba la circunstancia de una escasa presencia humana. Pero ¿por que no otros lugares, como dijimos?
Si la intención es no dejarse ver no fue la mejor ocasión ni el mejor sitio.
Por el contrario, por la convergencia de circunstancias es posible sostener que el hecho fue ¨adrede¨. Y hasta es posible considerar una inducción ( leer el Efecto C.I.) que expresa una forma poco convencional ( para el hombre) de interaccionar con LOS individuos de un modo de todas maneras activo pero no intenso; mejor dicho, no masivo o categórico, sumando al proceso de contacto de cientos de miles de experiencias que a veces se extravían pero que agregan conocimiento, aceptación, un cierto lenguaje intrínseco imposible de ser leído parcialmente, segmentariamente.
Puede que el caso del Camping Los Chañares se adscriba a la sencillez de un megaproceso que solo en la perspectiva del análisis, sin descontar su formidable faz numérica, comienza a dar sentido a los extraños marcos a los que recurre para expresarse.
Para concluir pedimos disculpas al autor por agregar a su trabajo las presentes consideraciones.